Blogia
El Describidor

Llegada de ibéricos a Qhochapampa

Lo que queda de la propiedad del primer poblador occidental en Cochabamba Garci Ruiz de Orellana. Sus descendientes administraron la hacienda de Mayorazgo en Cala Cala.

Pese a las inclemencias del tiempo e ingratitudes del abandono, la “Casona de Mayorazgo” de más de 300 años de antigüedad, aún sigue en pie; aunque lánguida, casi por desmoronarse, y gritando auxilio, parece celosa guardar secretos de la colonia que espera algún día desvelar en tanto se la restaure y devuelva su esplendor.

Este monumento de adobe de espectaculares dimensiones por el grosor de sus muros fue hecho alrededor del año 1700 como casa de hacienda, cuando Cochabamba apenas se denominó Villa de Oropesa. Es considerada un patrimonio invaluable para la ciudad y el país porque su construcción es atribuida a los descendientes del primer ibérico que habitó la Llajta: el expedicionario Garci Ruiz de Orellana, quien tuvo su primer asentamiento en la “Chacra del algarrobal”, y llegó a la región hacia 1542 buscando fortuna junto a Pedro de Estrada y Francisco Pizarro.

Ruiz de Orellana se construye en un personaje muy importante en los acontecimientos de la fundación de Cochabamba por haber sido dueño de la mayor parte de tierras en las que se fundó la merituada Villa de Oropesa. Según textos de José Macedonio Urquidi, el español adquirió los territorios de los caciques Achata y Consavana, mediante un título de venta expendido en la Villa Imperial de Potosí en 1552. El precio fue de “130 pesos de buena plata corriente” a la comunidad de Sipe Sipe, de acuerdo al Volúmen 16 de los expedientes coloniales.

Al igual que Garcí Ruiz de Orellana, Pedro Estrada se avecindó en la región, pero Gerónimo de Osorio adquirió sus tierras para fundar la villa española y los compensó otorgándoles otras. Es así que a a Garci Ruiz de Orellana le cambiaron su propiedad por una ubicada en lo que hoy es la esquina de las avenidas Simón López y Melchor Pérez de Holguín, donde trasladó su hacienda a lo que hoy conocemos como “Casona de Mayorazgo”.

Actualmente la edificación es refaccionada y se convertirá en un Museo de Estilo de Vida, en el que se mostrará, a través de sus diversos espacios, cómo era la cotidianeidad de aquél período histórico. Además, se revitalizará el lugar para que sea un lugar de exposiciones artísticas y difusión del conocimiento. Los Tiempos
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres